Colegio Terraustral del Sol

Crecimiento


La educación que brindamos se fundamenta en la cultura universal y desarrolla una formación humanista y científica, con una sensible inclinación hacia las artes, la búsqueda de la belleza y el sentido espiritual de la vida.

En nuestro proyecto educacional, los alumnos cultivan la inteligencia, descubren y ejercitan la reflexión intelectual, usan la metodología científica en sus investigaciones, aprecian la estética y ejercitan la expresión de sus ideas y sentimientos; así se convierten en personas sólidas, comunicativas, críticas, tolerantes y capaces de establecer relaciones duraderas y profundas.

Incentivamos la búsqueda de la verdad, la justicia, la solidaridad, la confianza, la honestidad, la templanza, la sinceridad, la tolerancia, la empatía, la no discriminación y el respeto al medio ambiente.

Aspiramos a que nuestros alumnos sean capaces de auto regularse a partir del conocimiento profundo de sí mismos y de los valores que irán adquiriendo y haciendo suyos en el transcurso de su vida escolar.

Enseñamos a fortalecer la voluntad a nuestros alumnos, que la experimentan y templan día a día. Sus esfuerzos y perseverancia son la base de sus logros académicos y personales.

Damos espacios para que nuestros alumnos se propongan metas valiosas, que sean creativos al momento de tomar las decisiones que se les irán planteando, persistan ante las dificultades y escriban su propia biografía.

Estimulamos el deporte como una manera eficaz de lograr el respeto, el compañerismo, la lealtad y la sana competencia: juntos acuñamos la impronta del colegio, porque asumimos la práctica deportiva como una forma de vida que promueve el bienestar físico y mental que contribuye a la formación personal. El deporte permite ejercitar el hábito de plantearse metas y cumplirlas, además de ser una fuente de incentivo permanente para la superación personal.

En nuestros colegios viviremos día a día el deporte. En sus múltiples canchas, sala de entrenamiento o al interior del gimnasio, se realizarán animadas competencias internas y, como establecimiento, participaremos en emocionantes campeonatos en los que habrá que defender los colores y emblemas de nuestra institución. Esta práctica deportiva sostenida, ayuda inequívocamente, a formar alumnos mucho más felices y comprometidos con su colegio.